Vivienda unifamiliar aislada – Sant Feliu de Guíxols, Girona

Artículo 7 – Muros de contención / Albañilería

 

 

Ejecución de muros de sótano

A estas alturas de la obra ya se han formado la mayor parte de los muros de sótano, a excepción de los correspondientes al perímetro de la rampa de garaje y a las esquinas de la fachada noreste (imágenes 1 y 2). Todos ellos realizados con hormigón HA-25/B/20/IIa fabricado en central y vertido con bomba, y acero B 500 SD, con una cuantía aproximada de 80 kg/m³.

 

Para la ejecución de dichos muros se ha empleado un sistema de encofrado con acabado visto, textura lisa, realizado con paneles metálicos modulares (imágenes 3, 4, 5 y 6). De igual manera que en los cimientos, la elaboración de las distintas parrillas ha tenido lugar en la propia obra, incluyendo el corte, doblado y conformado de los redondos.

 

 

Durante la formación de los muros se han dejado previstos varios pasatubos de PVC para el paso de instalaciones y para la ventilación del forjado sanitario en la cota más elevada de tierras.

Asimismo, tras el desencofrado se ha realizado el sellado de los huecos pasamuros para paso de los tensores del encofrado con espuma de poliuretano monocomponente, aplicada con cánula.

Levantamiento de muros de fábrica

Antes de proceder a la construcción del forjado unidireccional de techo de planta sótano ha sido indispensable la ejecución de los dos muros de carga de 14 cm de espesor de fábrica de ladrillo cerámico perforado (gero). Pese a disponer de ladrillos para revestir, el promotor ha decidido que éstos queden vistos, salvo en la zona del recibidor y la escalera (imagen 7).

 

Durante el levantamiento de las dos paredes se han dejado un total de dos aperturas, una en cada divisoria, para la colocación de dos puertas R F60 de chapa lacada blanca. Ambas están compuestas por una hoja batiente de 80 x 210cm, con sus correspondientes dinteles prefabricados de hormigón, de 10×5 cm, empotrados en las jambas (imágenes 8, 9 y 10).

 

En una última fase, antes de la formación del forjado superior, se deberán hormigonar los tramos de muro pendientes y los dos pilares de sección rectangular, encontrándose todos ellos encofrados en la actualidad.

Modificaciones sobre el proyecto

Debido a la escasa altura libre de 2,20 m en garaje según proyecto, se han planificado los siguientes cambios con el fin de incrementar en 8 cm dicha altura:

  • Pasar de 20 cm a 15 cm de encachado de grabas como subbase de solera.
  • Pasar de 15 cm a 12 cm de solera de hormigón visto como pavimento de garaje.

Reduciendo el espesor del paquete inferior en contacto con el terreno, se pueden ganar los 8 cm de altura mencionados sin que se vea alterada la cota de pavimento final de planta baja.

Dicho esto, durante la visita han surgido una serie de imprevistos. Tanto el armario de contador de agua como el armario eléctrico de baja tensión se encuentran en pleno paso hacia la rampa de garaje (imagen 11). Ante la duda del ancho mínimo de acceso al aparcamiento por parte de la dirección facultativa, se ha optado por la opción que permita conseguir la mayor amplitud posible. Para ello, y si la normativa vigente lo permite, se procederá a:

  • Sustituir el armario eléctrico por otro más estrecho que pueda quedar integrado en la misma esquina.
  • Mover el armario de agua al otro extremo del acceso, demoliendo el tramo de murete de hormigón perimetral de la parcela que sea necesario para que el contador quede integrado sin obstaculizar el paso.

De esta manera se estima poder superar ligeramente los 4,00 m de ancho de paso, facilitando el acceso de cualquier vehículo al garaje.

 

Respecto al muro de hormigón de la fachada sureste, existe un tramo sin hormigonar a modo de provisión para la posterior entrega de una viga descolgada de 70×40 cm (imágenes 12 y 13). Este mismo punto también coincide con el arranque de un próximo pilar metálico, de sección rectangular, de 18×12 cm, cuyo eje vertical se encontrará algo retrasado respecto el muro de hormigón (imagen 14). De esta manera se pretende colocar las carpinterías exteriores lo más enrasadas con la cara exterior de fachada, quedando así oculto el pilar de acero detrás de ellas (imagen 15).

 

 

Por último, se han producido una serie de variaciones respecto del proyecto inicial acordadas conjuntamente entre el promotor, el constructor y la dirección facultativa. Estos cambios son los siguientes:

  • Desplazamiento del murete de jardinera, de 20 cm de grosor, a una distancia de 80 cm respecto del límite de parcela (imagen 16).
  • Formación de rampa de acceso adyacente al murete de jardinera, de 1,00 m de ancho (imagen 16).
  • Formación de dos huecos en la pared cerámica de gero de planta garaje, limitando en el oeste con la cámara inferior del forjado sanitario. Dichas aperturas pretenden ventilar ligeramente la planta sótano, de forma natural, mediante la entrada y salida de aire (imagen 17).
  • Achatamiento de la ventana de la fachada noreste, correspondiente al baño 1 de planta baja, con unas dimensiones finales de 133×60 cm (imagen 18).
  • Modificación del sistema de apertura de las carpinterías exteriores de la fachada sureste, resultando un conjunto compuesto por: corredera/fija/fija/fija/corredera (imagen 19). En definitiva, la hoja central pasa de ser corredera a fija, facilitando así la colocación del pilar metálico posterior sin que éste obstaculice el movimiento de las ventanas.
  • Formación de nuevo hueco en fachada suroeste para la colocación de una ventana adicional en planta piso, ocupando la altura total comprendida entre los dos forjados (imagen 20). El sistema de apertura de dicha ventana se tratará con más detalle en reuniones posteriores.
  • Sustitución de todos los enrejados metálicos de fachada, planteados en el proyecto, por unas celosías de la marca Ferrés (imágenes 21, 22, 23 y 24). Concretamente, el cliente ha optado por la Celosía Estartit, acabado vidriado, color negro. Para conseguir un acabado homogéneo se empleará una borada negra.
  • Sustitución de uno de los tramos de murete perimetral cerámico que rodea el hueco de escalera en la planta piso, por otro paramento mediante Celosía Estartit (imagen 25). En este caso, el acabado de dicha celosía será terracota, color a escoger por el cliente.
  • Modificación de la distribución de los diversos bajantes pluviales, así como de los colectores. En definitiva los colectores se prolongarán por el exterior de la vivienda, enterrados, sin aminorar la altura libre de la planta garaje.

 

 

 

 

La próxima semana le traeremos actualizaciones de la obra. ¡Hasta entonces! Pase una feliz semana.

Otros artículos relacionados