Renovar la Cédula de Habitabilidad de forma inmediata, ágil y a buen precio

✓ Consulte el precio de su cédula de habitabilidad sin esperas

✓ Contáctenos y el mismo día concertaremos la visita

✓ Despreocúpese de los trámites, nos ocupamos de toda la gestión

Ante todo, en Asociación de Técnicos en Edificación somos profesionales en la elaboración y tramitación de la cédula de habitabilidad o licencia de segunda ocupación de cualquier tipo de vivienda.

Especialmente, nuestra filosofía de trabajo se basa en ofrecer una asistencia inmediata, anteponiendo la profesionalidad y el buen hacer. Póngase en contacto con nuestros agentes y lo antes posible inspeccionaremos su vivienda e iniciaremos los trámites necesarios. Estamos presentes en las provincias de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, dando servicio a toda Cataluña.

Ahora bien, antes de proceder a la renovación del documento pueden surgir una serie de dudas que conviene resolver antes de realizar el encargo a uno de nuestros técnicos. Por ello, hemos recopilado las preguntas más frecuentes sobre la cédula de habitabilidad.

¿Qué es la Cédula de Habitabilidad?

Descripción fácil y rápida

Para empezar, la pregunta inicial que todos se plantean en el proceso de solicitud de la licencia de segunda ocupación consiste en qué es la cédula de habitabilidad.

Dicho documento es el acto administrativo en virtud del cual se acredita que una vivienda es apta para destinarse a residencia humana, sin perjuicio de que se desarrollen otras actividades debidamente autorizadas.

Tipos de licencias

Actualmente podemos encontrar tres tipos de cédulas, según la fecha de construcción del edificio y si se han ejecutado ciertas obras de reforma:

  • Primera ocupación: pertenecen a las viviendas de obra nueva.
  • Primera ocupación de rehabilitación: se conceden a los hogares que se han sometido a trabajos de rehabilitación.
  • Segunda ocupación: se otorgan a las viviendas usadas o preexistentes.

Certificado de habitabilidad previo

Para poder obtener la cédula de un inmueble usado, previamente se requiere un certificado de habitabilidad elaborado por un aparejador, arquitecto o arquitecto técnico, con el cual garantiza que la residencia es apta para vivir.

Obligatoriedad de la cédula de habitabilidad

Esta acreditación es imprescindible en todo acto de alquiler, compra-venta o transmisión de una vivienda, además de ser necesaria para dar de alta los suministros básicos de agua, gas, electricidad, telecomunicaciones y otros servicios.

El Decreto 141/2012 de la Generalitat de Catalunya establece que todas las viviendas están obligadas a disponer de licencia de ocupación vigente. De igual manera, regula las características mínimas que debe cumplir una vivienda para poder ser habitable:

  • Alturas libres
  • Accesibilidad
  • Ventilación
  • Iluminación
  • Superficies mínimas
  • Ocupación
  • Etc.

¿Qué peligros hay presentes por vivir en una casa o piso sin la Cédula de Habitabilidad?

Pese a que muchos profesionales del sector niegan la existencia de riesgos, la realidad es bien distinta. Habitar un piso sin disponer de la cédula supone una serie de imprevistos:

  • No está permitido dar de alta los suministros de agua, gas, electricidad, telecomunicaciones y otros servicios.
  • Cualquier accidente en el interior del domicilio, ocasionado por daños o perjuicios en la construcción, serán responsabilidad del propietario.
  • El seguro no cubrirá los desperfectos producidos a terceros por incendio, inundación o cualquier otra causa, siendo responsabilidad del propietario.
  • Residir en una casa sin cédula está sancionado con multas de entre el 1-5% del valor del inmueble.

¿Cuál es el procedimiento para la renovación de la Cédula de Habitabilidad?

Antes de nada, se debe confiar a un aparejador, arquitecto o arquitecto técnico la supervisión de la residencia y la elaboración de un certificado que garantice la solidez y el acondicionamiento de la misma.

Tras obtener el visado del documento por el colegio correspondiente, se debe solicitar el permiso en la Agència de l’Habitatge de Catalunya, encargada de notificar directamente al usuario final, mediante correo electrónico, el otorgamiento o la desaprobación.

¿Cuánto cuesta la Cédula de Habitabilidad de una vivienda preexistente o usada?

La pregunta que muchos se hacen

En Cataluña y en todo el territorio español, la licencia de segunda ocupación no dispone de un importe fijo establecido. Por este motivo es muy habitual que surja la pregunta de cuánto cuesta la cédula de habitabilidad.

Cada técnico tiene la libertad de concretar los honorarios que crea convenientes por el correspondiente encargo. Sin embargo, existen otros dos factores que sí se pueden determinar de manera exacta:

  • El precio del visado por parte del colegio profesional.
  • La tasa estipulada por l’Agència de l’Habitatge.

En nuestro caso, durante este año 2018, el visado del certificado de habitabilidad por el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona (CAATEEB) tiene un importe de 12,21 €.

Asimismo, la tasa de la Generalitat asciende actualmente a:

  • 18,90 € para trámites presenciales.
  • 13,75 € para trámites telemáticos.

La licencia de ocupación a un coste inmejorable

En Asociación de Técnicos en Edificación nuestras tarifas incluyen la gestión completa para la renovación de la cédula de habitabilidad de vivienda usada. Este servicio implica: la visita de uno de nuestros técnicos al inmueble, comprobando que éste cumple con los requisitos; la elaboración del certificado de habitabilidad visado por el CAATEEB; y la petición de la cédula de habitabilidad a l’Agència de l’Habitatge de Catalunya.

Nuestros precios son finales, incluyendo IVA, gastos de desplazamiento y tasas. Únicamente en el caso de que la Generalitat exigiera el aporte de algún documento complementario que suponga un coste adicional (certificado municipal, certificado registral, etc.), dicho gasto irá a cargo del cliente.

Presupuesto exacto de su permiso

Si le interesa saber cuánto cuesta la cédula de habitabilidad, haga clic en la siguiente imagen para conocer el coste final.

Disponible para los distintos municipios de las provincias de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona. Puede comunicarse con nuestros agentes en cualquier momento para solicitar información.

¿Cuánto se tarda en conseguir la Cédula de Habitabilidad?

Anticipación del vendedor o arrendatario

Para empezar, uno de los factores más importantes para agilizar todo el proceso es el anticipo del propietario. Adelantar el papeleo y tenerlo listo antes de firmar el contrato de bienes inmuebles, puede significar días o incluso semanas de no retraso. Pero, cuánto se tarda en conseguir la cédula de habitabilidad?

A menudo la concesión de la licencia es el elemento clave a la hora de transmitir una vivienda. Sin esta documentación, figuras como el fedatario o letrado no pueden concluir la tramitación. En algunos casos el procedimiento es relativamente ágil, mas en otros la demora es la protagonista. En pocas palabras, no es una ciencia exacta.

Cuánto tiempo se tarda en conseguir la cédula de habitabilidad

L’Agència de l’Habitatge dispone de un límite de 30 días lectivos para comunicar la concesión de la cédula. Dicho período se inicia desde el instante en que la Generalitat recibe la solicitud con toda la documentación.

A este intervalo se le debe sumar el tiempo necesario para producir el certificado de habitabilidad previo, así como su correspondiente visado por el colegio profesional.

Normalmente la gestión se solventa en menos de un mes, coincidiendo con una espera de 2-3 semanas. Y por si esto fuera poco, la Oficina d’Habitatge a veces nos asombra con tiempos récords de 2-3 días en otorgar el permiso.

A pesar de ello, es conveniente ser precavido y anticiparse a las urgencias derivadas de la obtención del documento. Dichas celeridades de último momento no son responsabilidad del técnico encargado de realizar el certificado de habitabilidad.

Nuestro sistema de trabajo

Desde Asociación de Técnicos en Edificación nos comprometemos a que uno de nuestros técnicos efectúe la inspección de su vivienda lo antes posible, con la consecuente elaboración del certificado de habitabilidad visado por el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona, y la petición de la cédula de habitabilidad a l’Agència de l’Habitatge de Catalunya; todo ello de manera ágil.

¿Cuál es la normativa que determina los requisitos para la obtención de la Cédula de Habitabilidad?

Normativa de habitabilidad y accesibilidad

Para empezar, cada una de las comunidades autónomas que constituyen el territorio español se rige por una ordenanza específica. Esto no quiere decir que las exigencias  sean muy dispares de una zona a otra. En Cataluña, la reglamentación que deben cumplir todas las viviendas corresponde al Decreto 141/2012, mediante el cual se establecen los requisitos para la obtención de la cédula de habitabilidad, con las siguientes excepciones:

  • Las viviendas con fecha de construcción anterior al 11 de agosto de 1984, deben cumplir lo dispuesto en el Anexo 2 del Decreto 141/2012 para adquirir la cédula de habitabilidad.
  • Las viviendas con una antigüedad inferior al 11 de agosto de 1984, están reguladas por la normativa que era aplicable en la fecha de otorgamiento de la licencia de obras, de finalización de la obra o de concesión de la cédula de primera ocupación.

La siguiente tabla muestra las ordenanzas de aplicación según la fecha de construcción del inmueble:

Fecha de construcción Decreto aplicable
Desde 01/02/1984 hasta 17/04/1996 Nivel B de los Decretos 346/1983 y 571/1983
Desde 18/04/1996 hasta 23/09/1996 Anexo 1 del Decreto 274/1995
Desde 24/09/1996 hasta 16/02/1999 Anexo 1 del Decreto 314/1996
Desde 17/02/1999 hasta 29/12/2003 Apartados 1 y 2 del Decreto 28/1999
Desde 30/12/2003 hasta 8/10/2009 Anexos 1.1 y 1.2 del Decreto 259/2003
Desde 9/10/2009 hasta 02/11/2012 Anexo 1 del Decreto 55/2009
Desde 03/11/2012 Anexo 1 del Decreto 141/2012
  • Los inmuebles de nueva construcción tienen la obligación de acatar las exigencias fijadas en el Anexo 1 del Decreto 141/2012.
  • Las viviendas dotacionales públicas tienen la obligación de acatar los requerimientos fijados en el Anexo 3 del Decreto 141/2012.
  • Los hogares sometidos a obras de rehabilitación tienen la obligación de acatar las condiciones de habitabilidad fijadas en el Anexo 4 del Decreto 141/2012.

Requisitos de los espacios comunes para la concesión de la licencia

A grandes rasgos, y en todo momento hablando de mínimos, las exigencias que debe satisfacer cualquier edificio residencial apto para vivir son las que se nombran acto seguido:

Condiciones de accesibilidad

Para que una finca sea accesible, se tiene que asegurar el recorrido cómodamente a cada uno de los pisos; todo ello a través de las zonas de uso colectivo.

Requerimientos de las escaleras

Es muy importante que las escaleras den cumplimento a una serie de parámetros elementales sobre:

  • Dimensiones
  • Ventilación
  • Situación

La finalidad principal es la de garantizar una correcta evacuación en caso de incendio.

Exigencias de los ascensores

Las edificaciones plurifamiliares de obra nueva están obligadas a disponer de ascensor siempre que no sean directamente accesibles para las personas con discapacidad.

Sin embargo, existen determinados casos en los que no es necesario dicho mecanismo. Dependiendo de la cantidad de pisos que conformen el bloque, se puede optar por prever un espacio que permita la futura instalación de un ascensor o de una plataforma elevadora.

Características de los patios de ventilación

La superficie de los patios está sujeta a dos factores:

  1. Según las estancias que ventilen al patio.
  2. Conforme a las plantas de las que disponga el bloque.

En cuanto a salud e higiene, no se permite la renovación del aire de locales o garajes mediante patios. Esto puede provocar la transmisión de sonidos u olores malolientes hacia las casas.

Requisitos para la obtención de la cédula de habitabilidad en el interior de las viviendas

El habitáculo interior debe obedecer las siguientes reglas para que se considere habitable:

  • Tener una superficie mínima (20 m² en Cataluña).
  • Disponer de unas dependencias mínimas: una cocina, una cámara higiénica o un salón-comedor, entre otras.
  • Ser sostenible y eficiente.
  • Estar dotado de una cámara higiénica separada del resto de espacios a través de algún elemento divisorio. Se pueden omitir los tabiques en las demás zonas con la condición de que los dormitorios se puedan independizar.
  • Disponer de dormitorios con entrada particular, sin la necesidad de acceder desde otras estancias.
  • Poseer unos anchos mínimos en las zonas practicables de la casa (puertas, distribuidores, salón-comedor, etc.), asegurando la accesibilidad.
  • Tener una altura libre no inferior a lo dispuesto en el decreto correspondiente.
  • Comunicar con una fachada al exterior para favorecer la ventilación e iluminación natural, especialmente en las habitaciones, salón, comedor o cocina.
  • Disponer de un espacio mínimo destinado al almacenamiento personal en cada dormitorio, como pueden ser armarios.
  • Estar dotado de los lugares respectivos para el lavado y el secado de la ropa.
  • Tener los equipamientos imprescindibles, como son el agua, la luz y el gas.
  • Poseer algún tipo de defensas, tanto interiores como exteriores, que supriman el riesgo de caídas a distinto nivel (barandas o pasamanos).
  • Disponer de una dotación mínima de sanitarios en cada cámara higiénica, según el número de habitaciones.

Una vez expuestos los requisitos para la obtención de la cédula de habitabilidad, es hora de preguntarse si su hogar da respuesta a todos ellos.

¿Cuál es la superficie mínima de una vivienda para recibir la Cédula de Habitabilidad?

Superficie mínima

Toda vivienda construida antes del 11 de agosto de 1984  tiene la obligación de disponer de no menos de 20 m² útiles.

En cambio, las casas posteriores a esa fecha no pueden bajar de los 36 metros cuadrados útiles para lograr el beneplácito.

Casos en los que se permite una área menor

De forma excepcional, se permite una superficie útil mínima de 15m² en inmuebles construidos mediante permiso de obras anterior al 1 de febrero de 1984; que, además, dispongan de cédula vigente y concedida con anterioridad a la entrada en vigor del Decreto 141/2012, de 30 de octubre. La mencionada acta dejará de ser válida cuando tenga lugar la transmisión de la propiedad, siendo imposible la renovación del documento.

Las viviendas de obra nueva, así como las surgidas de la partición de una vivienda ya existente, están obligadas a disponer de una zona útil superior a 40 m².

¿Un local puede obtener Cédula de Habitabilidad?

¿Es habitable un local sin licencia de ocupación?

En primer lugar, un establecimiento comercial no puede ser habitable a nivel legal puesto que no ha sido diseñado para vivir en su interior. Si bien multitud de empresarios adoptan el papel de inquilinos de un pequeño recinto, donde desempeñan tanto su actividad laboral como su vida diaria. Pero, un local puede obtener cédula de habitabilidad?

Cédula de habitabilidad para almacén o negocio

Los locales no pueden obtener la cédula de habitabilidad dado que no se consideran vivienda.

Para la concesión del documento, dichos establecimientos deben someterse a un cambio de uso a vivienda cuando esté permitido por la normativa urbanística del municipio. Esto supone la realización de un proyecto básico y de ejecución, aprobado por el colegio profesional. El siguiente paso consiste en solicitar el permiso de obras y finalmente registrar la vivienda. En este mismo instante será posible adquirir la cédula de primera ocupación, simulando la de una nueva residencia.

Cambio de uso local a vivienda

Si se opta por este camino, es necesario presentar:

  1. Copia de la licencia de cambio de uso;
  2. Copia de la licencia de primera ocupación;
  3. Original del certificado final de obra;
  4. Y, si se altera la fachada o estructura del inmueble, original del certificado de cumplimiento del programa de control de calidad.

Por más que nosotros, como técnicos, intentamos inculcar la legalización de cualquier actividad relacionada con la construcción, se suele hacer caso omiso. Un claro ejemplo es el de iniciar los trabajos antes de encomendar el proyecto a un aparejador o arquitecto.

Este procedimiento huye de la legalidad, y a menudo supone el incumplimiento de las condiciones de habitabilidad. El propietario acostumbra a ignorar la normativa al respecto, siendo imposible conseguir la licencia de ocupación tras las obras.

En definitiva, no siempre un local puede obtener cédula de habitabilidad. La única vía para conseguirla es mediante un proyecto de cambio de uso. Si, por el contrario, el establecimiento va a ser utilizado como comercio, se puede prescindir de la misma.

¿Es necesaria la visita de un técnico al domicilio para obtener la Cédula de Habitabilidad?

Sin lugar a dudas, es imprescindible la inspección de la finca por parte de un experto cualificado, con el fin de comprobar su estabilidad y adecuación.

¿Cuándo caduca la Cédula de Habitabilidad?

El tiempo de vigencia de la cédula de habitabilidad depende del tipo de documento considerado (de primera ocupación, de segunda ocupación o de rehabilitación), además de la fecha de obtención del permiso anterior.

La siguiente tabla muestra los períodos de vigencia según el tipo de situación:

Año de obtención de la cédula anterior Período de vigencia de la nueva autorización
Hasta 2003 10 años (actualmente ya caducada)
Desde 2004 hasta 2012 15 años
Desde 2013 25 años en caso de primera ocupación

15 años en caso de segunda ocupación o rehabilitación

Sin embargo, indistintamente de cuando caduque la cédula de habitabilidad, será necesario tramitar una nueva siempre que se vaya a realizar una rehabilitación del hogar.

¿Cómo saber si una vivienda tiene Cédula de Habitabilidad vigente?

Situación de la finca

Es muy común no saber la fecha exacta de solicitud u obtención de dicha documentación. Por este motivo muchos se preguntan cómo saber si una vivienda tiene cédula de habitabilidad.

En primer lugar, es necesario diferenciar entre las tres posibles situaciones en las que se puede encontrar un hogar:

  • Inmueble o piso sin cédula de habitabilidad.
  • Vivienda con documento válido.
  • Residencia con licencia de ocupación caducada.

Pasos para conocer el estado de la acreditación

En todo el territorio catalán, la forma de averiguar si un hogar ya dispone de cédula de habitabilidad, y si ésta se encuentra en vigor, es mediante consulta a l’Agència de l’Habitatge de Catalunya.

Dicho organismo es el responsable de informar en cuál de los tres casos se encuentra el inmueble. Tan solo hay que llamar al 012 o al 93 214 70 00, en horario de lunes a viernes de 9 a 14 h.

Además, existe un segundo método menos ágil para solicitar la información. Consiste en acercarse personalmente a algunas de las Oficinas de Habitatge repartidas por los diversos municipios de Cataluña. Sin embargo, la mayor parte se localizan en Barcelona, en las siguientes direcciones:

  • Ciutat Vella
    Plaza de Salvador Seguí, 13
    08001 Barcelona
  • Eixample
    Calle de Alí Bei, 13-15
    08010 Barcelona
  • Sants – Montjuïc
    Calle de Antoni de Capmany, 23
    08028 Barcelona
  • Les Corts
    Calle del Remei, 9.
    08014 Barcelona
  • Sarrià – Sant Gervasi
    Calle de Canet, 24.
    08017 Barcelona
  • Gràcia
    C/ de Francisco Giner, 14
    08012 Barcelona
  • Horta
    Calle del Llobregós, 175-189
    08032 Barcelona
  • Nou Barris
    Plaza Mayor de Nou Barris, 1
    08042 Barcelona
  • Sant Andreu
    Calle de Joan Torras, 49
    08030 Barcelona
  • Sant Martí
    Rambla del Poblenou, 154
    08018 Barcelona

Si tiene acceso a la acreditación en formato papel, es sumamente sencillo averiguar si está caducada o no. Únicamente debe comprobar la fecha de emisión que aparece en el documento y sumar los años oportunos, obteniendo así la fecha de caducidad de la licencia.

En definitiva, si desea ahorrarse toda la gestión comentada anteriormente, póngase en contacto con nosotros y efectuaremos la consulta por usted.

¿Una vivienda se puede vender, comprar o alquilar sin Cédula de Habitabilidad vigente?

Situación actual del sector inmobiliario

Para empezar, cada vez es más frecuente la compraventa o arrendamiento de inmuebles. Este hecho conlleva a que un gran número de personas tengan dudas sobre si se puede vender o alquilar sin cédula de habitabilidad.

Según información proporcionada por el Ministerio de Fomento, el precio medio del m2 de la vivienda libre en España alcanzó los 1.530 euros en el segundo trimestre del 2017. Esto supuso un incremento del 1,6% en relación con el año precedente. Y por si esto fuera poco, en la región de Cataluña los precios aumentaron un 4,3%.

Normativa aplicable

La licencia de primera o segunda ocupación es necesaria para toda operación de compra-venta o alquiler. Este requerimiento queda establecido en el artículo 26.2 de la Ley 18/2007, del derecho a la vivienda; así como en el artículo 9 del Decreto 141/2012, sobre las condiciones mínimas de habitabilidad de las mismas.

Vivienda de protección oficial

Todos los inmuebles protegidos disponen de un documento llamado Calificación Definitiva. Éste reemplaza la licencia de primera ocupación durante los primeros 10, 15 o 25 años desdel momento de su otorgamiento, según la normativa que sea de aplicación. Pasado dicho período, será necesario pedir la cédula de habitabilidad.

Vender o alquilar sin cédula de habitabilidad

El artículo 10 del Decreto 141/2012 establece ciertos casos en los que el vendedor no está obligado a disponer de cédula de habitabilidad vigente en el momento de compraventa o alquiler de una propiedad.

  • Exoneración por realización de obras de rehabilitación o derribo:
    Cuando la entidad usada o preexistente deba ser objeto de rehabilitación o de derribo. Este supuesto conlleva la obligación de presentar ante notario un informe emitido por un aparejador, arquitecto o arquitecto técnico. Dicho documento permite obtener o renovar la cédula tras ejecutar las obras necesarias para acondicionar el hogar. En caso de derribo, los registradores deben anotar que el inmueble queda sujeto a la ejecución de los trabajos pertinentes. Esta nota marginal se cancela con la presentación de la acreditación una vez finalizadas las obras de rehabilitación o, en el caso de derribo, con la certificación municipal acreditativa del derribo realizado junto a un informe emitido por una persona técnica competente que confirme la demolición.
  • Exoneración por destino distinto al de vivienda:
    Cuando el destino de la entidad objeto de transmisión no sea el de uso como vivienda, si el transmitente y el adquirente lo reconocen de forma expresa.
  • Exoneración por causas peculiares:
    Cuando excepcionalmente, vendedor y comprador pacten ante notario la obtención de la licencia después de la transmisión de la propiedad. Deben presentar la solicitud de cédula registrada, con el certificado de habitabilidad emitido por un técnico competente, que acredite que la casa o piso reúne los requisitos mínimos que le sean de aplicación.

Comprar una casa sin cédula de habitabilidad no suele ser posible. A parte, existe otra documentación indispensable para efectuar la compra, como por ejemplo el certificado energético o la Inspección Técnica del Edificio (ITE).

En resumen, no se puede vender un piso sin ITE y el resto de papeles.

¿En qué consiste y para qué es necesario el Informe para la Transmisión de Vivienda Usada?

El informe para la transmisión de vivienda usada es el acto administrativo en virtud del cual se acredita que una finca puede recibir la cédula de habitabilidad tras la realización de las obras necesarias para adecuarla.

Este escrito es imprescindible para librar a todo vendedor de conceder la cédula al adquiriente cuando se precisen obras de reforma.

¿Cuándo se puede pedir la Cédula de Habitabilidad?

Paso previo a la petición de la cédula de habitabilidad

Antes de pedir la cédula de habitabilidad, hay que saber en qué circunstancia se encuentra ésta. Si aún es legítima o, de lo contrario, si ya ha prescrito.

En la primera opción, cuando la licencia de ocupación sigue siendo efectiva, las pautas que hay que seguir son muy sencillas:

  1. Comunicarse con la delegación territorial conveniente de la Generalitat, en el caso de Cataluña, o  de la administración autonómica oportuna.
  2. Solicitar una copia del documento perdido.

En la segunda opción, tras cumplir la fecha de caducidad, se deben seguir una serie de pasos para conseguir la cédula de habitabilidad.

¿Cuándo solicitar la licencia?

La solicitud se puede efectuar en cualquier momento; actualmente con una vigencia de 25 años para cédulas de primera ocupación y de 15 años para cédulas de segunda ocupación o rehabilitación. Cumplido ese período es necesario renovar el documento.

También es obligatoria en todo procedimiento de compra-venta, alquiler o cesión de uso de una vivienda. Además, no disponer de ella es motivo suficiente para no dar de alta el agua, la luz y el gas.

En algunos casos los ayuntamientos no permiten la entrega del Informe de Disponibilidad de Vivienda Adecuada para la Reagrupación Familiar sin el otorgamiento de la correspondiente cédula. Sin embargo, en Barcelona sólo la requieren si se tiene posesión de ella, siendo aconsejable para agilizar dicho proceso.

En resumidas cuentas, pedir la cédula de habitabilidad es una tarea que puede realizar cuando quiera. En la mayoría de los casos vendrá dado por la exigencia en determinados trámites comentados con anterioridad. Asimismo, conviene estar al día sobre la caducidad de la documentación.

¿Se puede solicitar un duplicado de la Cédula de Habitabilidad?

Durante el período de validez del acta, es posible pedir un duplicado a l’Agència de l’Habitatge de Catalunya. En función de quién sea el solicitante, se deben entregar los siguientes documentos:

  • Propietario de la vivienda: escritura de compraventa y DNI.
  • Inquilino: contrato de arrendamiento vigente, tres últimos recibos pagados y DNI.
  • Representante del propietario: escrituras de compraventa, DNI del representante y del propietario, y autorización del propietario.

Todo lo detallado en las cuestiones anteriores, también lo puede encontrar explicado de forma fácil en cada uno de los vídeos compartidos en esta página.

Finalmente, esperemos que haya aclarado todas las dudas para renovar la cédula de habitabilidad o licencia de segunda ocupación.